El Credo del Samurai

No tengo parientes
Yo hago que la Tierra y el Cielo lo sean.
No tengo hogar
Yo hago que el Tan T’ien lo sea.
No tengo poder divino
Yo hago de la honestidad mi poder divino.
No tengo medios
Yo hago mis medios de la docilidad.
No tengo poder mágico
Yo hago de mi personalidad mi poder mágico.
No tengo cuerpo
Yo hago del estoicismo mi cuerpo.
No tengo ojos
Yo hago del relámpago mis ojos.
No tengo oídos
Yo hago de mi sensibilidad mis oídos.
No tengo extremidades
Yo hago de la rapidez mis extremidades.
No tengo leyes
Yo hago de mi auto-defensa mis leyes.
No tengo estrategia
Yo hago lo correcto en la vida es mi estrategia.
No tengo ideas
Yo hago de tomar la oportunidad
de antemano mis ideas.
No tengo milagros
Yo hago de las leyes correctas mis milagros.
No tengo principios
Yo hago de la adaptabilidad
a todas las circunstancias mis principios.
No tengo tácticas
Yo hago del vació y la plenitud mis tácticas.
No tengo talento
Yo hago que mi astucia sea mi talento.
No tengo amigos
Yo hago de mi mente mi amiga.
No tengo enemigos
Yo hago del descuido mi enemigo.
No tengo armadura
Yo hago de la benevolencia mi armadura.
No tengo castillo
Yo hago de mi mente mi castillo.
No tengo espada
Yo hago de mi No de mi mente una espada.


About this entry