El Lenguaje al Dormir en Pareja

El cómo se descansa con el ser amado puede dar bastantes claves del estado de la relación y de la dinámica de cómo está funcionando. ¿Cuál es la que usas?

El Rey y la Reina
Uno de los dos, generalmente el hombre, apoya su cara sobre la cabeza de la otra persona, con lo cual le manifiesta, inconscientemente, su sentido de autoridad. Mientras que el otro, casi siempre la mujer, se apoya en el hombro de su pareja con lo cual asume una actitud dependiente. Generalmente a las parejas les gusta dormir de esta forma, lo que refleja un sentido de compromiso y confianza mutua desproporcionada.

El equilibrio perfecto
Las parejas suelen sacrificar la comodidad en las posiciones al dormir para fomentar la intimidad. Esto sucede sobre todo los primeros años de casados, pero después de cinco o más años de matrimonio, los dos se sienten lo suficientemente seguros y se permiten descansar de una manera cómoda. Por ejemplo, pueden dormir en cuchara pero con una distancia razonable entre ambos. En este caso establecen un contacto físico y emocional al tocarse y dejan abierta la posibilidad de acercarse más cuando así lo deseen.

Abrazo de piernas
Algunas parejas no establecen un contacto directo pero a veces por equivocación, chocan una pierna o los dedos de los pies. Lo cual puede expresar que su esposo es ambivalente en demostrar su afecto como un sentido de propiedad o pertenencia. Además, las piernas enganchadas sugieren familiaridad, comodidad y una calidad atrevida, casi como un código secreto.

La Luna de Miel
Es cuando la pareja se abraza de frente. Generalmente los esposos se ubican de esta manera después de hacer el amor o al terminar una etapa feliz como pareja. Sucede cuando la pareja está exageradamente entrelazada o cuando ambos dependen mucho el uno del otro como para descansar separados.

La persecución
Las posiciones en las que duerme una pareja pueden reflejar la tensión o la discordia que existe en ella. Por ejemplo, si discuten durante el día, es posible que en la noche él le dé la espalda en señal de disgusto. A esto se le llama ?maniobra helada?. Si ella después se acerca y lo abraza, le está expresando inconscientemente su apoyo y amor.

El Gancho
Si el hombre repentinamente se aleja al extremo de la cama sin esperar que la mujer lo siga, puede significar que está pasando por un momento importante en su vida como una depresión, una tristeza pasajera o tal vez está tensionado. Simplemente necesita reagruparse, pero con el tiempo rodará hacia ella.

La Cuchara
Es la posición semifetal en la cual los genitales de uno tocan los glúteos del otro. Con esto los dos sienten la cercanía física total de la pareja. Es la posición preferida de las parejas en los primeros cinco años de casados.

Estilo Zen
Conforme pasa el tiempo la tendencia de las parejas a aislarse a la hora de dormir aumenta, pues tal vez sienten o dan por hecho que la relación está más sólida y establecida. Por eso, algunas parejas compran camas más grandes para tener mayor comodidad y se olvidan un poco de la cercanía con el otro. Otras parejas, en cambio, aun encuentran un compromiso y una responsabilidad con el ser amado al momento de dormir y por eso juntan los glúteos, que son como dos círculos, separados pero solapados. Esta posición es una definición perfecta de la interdependencia.

La Huída
Esta posición es contraria a todas las anteriores: cada uno duerme para su lado incluso al borde de la cama. Detalles como éste pueden indicar que alguno de los dos siente la necesidad de alejarse del otro para tomarse un tiempo. En cambio, si no sucede ningún inconveniente durante el día y la relación está estable, no es para preocuparse, pues el que uno adopte una posición diversa al dormir no quiere decir que pase algo. Incluso, puede ser que alguno de los dos necesite un poco de espacio en su vida.


About this entry